ERA es eficacia y eficiencia en reduccion de costos

Una de las grandes preocupaciones de todo directivo es cómo reducir costos y gastos en su empresa y, desde luego, cómo mantenerlos controlados. Esto afecta mucho y directamente a la rentabilidad; mejorar la rentabilidad es algo que puede y debe hacerse permanentemente, es una tarea continua de los directivos y entre más alto sea su cargo, como en el caso de los directores generales, con más énfasis tienen que abocarse a esta tarea, debe tenerse en cuenta que la rentabilidad se deteriora sola, y como todas las cosas buenas de la vida, hay que cultivarla y mantenerla.

Las soluciones en cambio no llegan solas, deben crearse primero, implementarse después y controlarse de por vida, para garantizar que sigan funcionando a posteriori. Tenemos diferentes caminos para mejorar la rentabilidad, como:

  • El aumento de márgenes: es un camino viable pero difícil, siempre y cuando signifique entre otras medidas un aumento de precios. En la época que vivimos, subir precios, dada la gran competencia en todos los sectores es muy arriesgado.
  • También se podría pensar en aumentar los volúmenes de venta, esto es ya más fácil, pero conlleva gastos elevados de personal comercial y publicidad.
  • Otra manera es cambiar la composición de lo que se vende, centrándola en una mejor proporción de productos con más alto margen. Pero esta opción generalmente no se logra por los hábitos de los vendedores y del mercado, y si se logra puede llevar años, es una tarea interesante de acometer, pero de la cual no se pueden esperar resultados ni siquiera a mediano plazo.

Estas medidas son posibles y de hecho se deberían hacer con una planificación adecuada, pero reducir los gastos, es una medida que también debe ser tomada en cuenta, y finalmente es la que, mejores resultados en términos de eficiencia y eficacia permite obtener, por lo siguiente:

  • Es más fácil de implementar.
  • Los resultados dependen directamente del esfuerzo de la misma empresa en cabeza de sus directivos.
  • No requiere grandes inversiones, todo lo contrario, genera nuevo dinero líquido y libera dinero que hay invertido.
  • Tiene efectos inmediatos, de tal manera que los frutos se pueden empezar a ver a los pocos meses. Esto a veces es importante para un directivo que tiene que dar resultados positivos al final del año ante los accionistas.

Expense Reduction Analysts, con 25 años de éxito continuado le puede ayudar a entender, implementar y controlar un eficaz proyecto de reducción de gastos, contáctenos y en una corta charla exploraremos la viabilidad de nuestros servicios para Usted.

 

Algunos errores habituales en la Reducción de Gastos:

  • Precipitarnos por el rojo en el presupuesto
  • Pensar que la solución es un problema de números (Recorte de gastos)
  • Reducir las relaciones con proveedores clave
  • Rediseñar procesos o productos y servicios
  • Restructuraciones
  • Recurrir a la Internacionalización
  • Abrir y/o cerrar plantas-oficinas-almacenes, etc.
  • Cambiar la orientación estratégica de la empresa
  • Reducir personal
  • Cambiar costos fijos en variables
  • Reducir el costo de los insumos
  • Reducir los tiempos de producción
  • Reducir referencias